Pappo’s Blues

Norberto Aníbal Napolitano (Buenos Aires, 10 de marzo de 1950 – Luján, Argentina, 25 de febrero de 2005), mas conocido como Pappo y apodado «El Carpo», fue un guitarrista, cantante y compositor de blues, rock y metal argentino. Fue integrante del grupo Los Abuelos de la Nada, Engranaje, Los Gatos, Conexión Nº 5 y La Pesada del Rock and Roll.

Discos:
La Estación Los Abuelos de la Nada 1969 Simple
Beat Nº1 Los Gatos 1969 Estudio
Rock de la mujer perdida Los Gatos 1970 Estudio
Nunca lo sabrán Solista 1970 Simple


Fundó Pappo’s Blues en los ’70s y sufrió constantes cambios en su alineación, con Lebón y Amaya registraron el primer disco en 1971, en el segundo de 1972 tocarían Juan Piñata en el bajo y Black y Luis Gambolini en batería.
Para el tercer álbum, ya la alineación era otra: Pomo en batería y Machi Rufino en bajo y coros. Para grabar la cuarta placa, en 1974, retornaron David Lebón (pero en guitarra) y Black Amaya (batería) y se incorporaron Alejandro Medina en bajo e Isa Portugheis en percusión. Entre 1977 y 1978 volvió de Europa y formó Pappo’s Blues, con Conejo Jolivet, en guitarra, Julio Candia en bajo y Marcelo Pucci en batería.

Discos:
Volumen 1 Pappo’s Blues 1971

Volumen 2 Pappo’s Blues 1972

Tremendo solo de guitarra:

Volumen 3 Pappo’s Blues 1973

Volumen 4 Pappo’s Blues 1974
Volumen 5, Triángulo Pappo’s Blues 1974
Volumen 6 Pappo’s Blues 1975
Aeroblus Aeroblus 1977

Volumen 7 Pappo’s Blues 1978

Entrevista a Pappo:

¿Todo tiempo pasado fue mejor?

No, nunca mejor que ahora.

¿Por qué?

Yo siempre dije que tendría que haber nacido en Estados Unidos, porque la clase de música que yo hacía en el ’69 con Pappo’s Blues era para otro país. Adaptarlo fue un sacrificio bastante denso, porque era música que no exsistía en la Argentina. Si me hubiera gustado otro tipo de música, como el tango, el jazz o el folklore, que era lo que se escuchaba acá, mi carrera hubiera surgido más rápido. Eso pensaba al principio, pero después de que salió el disco me di cuenta de que yo había revolucionado el mercado con “Pappo’s Blues I”

¿En esa época quiénes hacían blues? ¿Vos y Manal?

Yo trabajé con Manal. Tocaba el piano y cantaba algunos temas, pero después decidí hacer la mía. ¡Bah! En realidad yo era un invitado de Manal porque Javier (Martínez) era muy amigo mío. Después me encontré con Black Amaya, con David Lebón, hicimos el trio, grabé el disco y empezó a ir bien la cosa.

¿Alguno de ustedes tenía una remota conciencia de lo que estaban empezando?

No, ni idea. Era una cuestión física y espiritual. A mi me gustaban mucho los Rolling Stones, Chuck Berry, The Animals. Y tuve la suerte de tener un amigo que viajó a Estados Unidos a comprar equipos para Los Gatos y trajo discos de Taj Mahal, Albert King…, yo empecé a escuchar esa clase de música, que no era exactamente los Stones o Chuck Berry. Ya era un blues más viejo, más elemental. Nosotros no hacíamos esto con fines de lucro, porque esa música no era conocida en la Argentina. Pero la cosa empezó a andar muy bien y luego grabé Pappo’s Blues 2, 3, 4, 5, 6.

¿De qué pensabas ganarte la vida?

No; yo a los 19 años ya tocaba en Los Gatos, ya ganaba plata, ya era un músico profesional. No con la experiencia que tengo ahora, por supuesto. Yo jamás hubiera imaginado que podría estar en la situación que estoy ahora. Me acuerdo que tomaba el famoso 99, que nos llevaba a tocar a La Cueva de Pueyrredón y nos pagaban mil pesos por noche, que me alcanzaban para tomarme el colectivo y comprarme una docena de churros cuando salía. Yo aparte trabajaba en el taller de mi papá, y a la noche me iba a tocar. Y ahora veo que hay un montón de gente que se crió escuchando mi música.
-(Interrumpe Juanse, de Los Ratones Paranoicos, casualmente presente durante la entrevista) Yo me crié escuchándolo a él. Lo primero que escuché en castellano que entendí y me gustó fue Pappo’s Blues. Ese disco era nuestra Biblia.

-Vos tocaste con Los Gatos, con Manal, con Los Abuelos, con Conexión Nº 5… ¿Por qué te invitaban? ¿Les caías simpático?

-Me invitaban porque para esa época había revolucionado a la Argentina con mi manera de tocar. No había muchos guitarristas. Estábamos yo, Claudio Gabis (de Manal) y no muchos más. Entonces tenía una especie de amistad con Claudio: yo aprendía cosas de él y al revés, intercambiábamos cosas… (piensa un rato y cambia de tema) Yo nunca salgo a lugares que no tengan nada que ver con la música. Estoy muy compenetrado con la música. Sí tuve hobbies, como los fierros, las motos…

-Las mujeres…

-… Mujeres… no tengo problemas porque hay una que me gusta mucho y ya palmé ahí.

-Y además sabés que esto va a salir publicado.

-No, es verdad. Y bueno, mi gran amor, ahora, a los 43 años, son las guitarras. Quiero comprarme todas las que hay… (vuelve al tema anterior) En la vieja etapa nosotros éramos los más representativos, con Manal, Los Gatos, Almendra y después Pappo’s Blues. Era una cosa nueva que surgía en Argentina y que ahora tiene tres generaciones. Es por eso que en los recitales veo fans de Pappo’s Blues con los hijos. Y tengo amigos que me dicen: “mis hijos me robaron tus discos, dame otro”.

Publicación: Suplemento Rock & Roll, Revista Gente, 9 de Septiembre de 1993

Anuncios

Una respuesta to “Pappo’s Blues”

  1. Muy buena la historia de uno de los mas grandes músicos argentinos de la historia. Fue un revolucionario de la guitarra y un hombre que marcó la historia del blues, rock y metal nacional. Un grande!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: